Los animales de Skansen

En Skansen hay animales salvajes nórdicos como el lobo, el alce, el lince, el glotón, la foca y la nutria, además de interesantes razas naturales históricas incluidas en el proyecto de conservación.

Forman parte de las narraciones de la vida en las fincas y granjas, e ilustran la importancia que los animales tenían antaño.

En Skansen hay varias especies incluidas en proyectos de conservación internacional y local: por ejemplo el sapo verde, el lagarto ágil, el cangrejo de río, el bisonte, la nutria y el glotón. La cooperación con las organizaciones de conservación pretenden fomentar el intercambio de conocimientos e información para la conservación de especies y para su reintroducción en su hábitat natural.

En Skansen viven animales salvajes nórdicos como el alce, el oso, el lobo, el lince y la nutria. Ayudan a transmitir cómo era la vida antes. La caza y la pesca eran actividades básicas para alimentarse. Los depredadores se consideraban tanto
competidores como seres poderosos.

Lill-Skansen

Lill-Skansen es un recinto moderno que hace las veces de zoo en miniatura, y de parque y escuela infantil. Los animales de Lill-Skansen tienen recintos al aire libre y bajo techo. Aquí los niños pueden entrar en contacto con cabras enanas, cerdos miniatura, conejos, gallinas enanas de la isla de Öland, patos azules, conejillos de Indias, gatos y roedores

como la rata parda, el ratón espiguero, sapos, ranas, serpientes, percas y peces de acuario. En el aviario hay loris bigotudos y por el recinto se pasean pavos reales y gallinas.

En el establo hay caballos grandes y pequeños, desde ponis de las Shetland hasta fuertes caballos Ardenne. Se utilizan para montar y para pasear en caballo por el parque.

El Acuario de Skansen es un recinto independiente con entrada por separado. Alberga especies exóticas y poco comunes de prosimios, cocodrilos y arañas. Los lémures de Madagascar tomando el sol los primeros días de calor son un apreciado signo de que la primavera está en camino.
También hay muchos animales salvajes que eligen instalarse en Skansen, por ejemplo ardillas, la barnacla cariblanca, garzas, depredadores, patos y gaviotas, entre otros. Para muchos, la juguetona ardilla roja se ha convertido en símbolo de Skansen.

Abajo