Skånegården

Un año en Skansen

La primavera es una época importante en un país nórdico como Suecia. Todos lo que ha estado hibernando y recubierto por la nieve vuelve a la vida.

En abril, los crocus y las campanillas de invierno conviven con inesperadas nevadas, llega el primer calor primaveral

y el deshielo acompaña a las recién llegadas aves migratorias. La primavera en Skansen comienza con la Semana
Santa y la celebración de Walpurgis. En Semana Santa se organiza un mercadillo con venta de huevos decorativos,
plumas de Pascua, ramas de abedul, mazapán y otros dulces.

La noche de Walpurgis marca el inicio de la primavera en Suecia. Se prenden hogueras para quemar los restos de leña del invierno y la nueva vegetación brota ya en los arriates. En Skansen el trabajo de cultivo empieza con fines de semana temáticos dedicados al cuidado de los edificios, la artesanía y a tareas de jardinería.
La noche de Walpurgis, víspera del primero de mayo, los estudiantes dan la bienvenida al buen tiempo cantando. Por la noche tiene lugar el tradicional discurso a la primavera antes de prender fuego a la típica hoguera.

El tan anhelado verano

El mes de junio comienza con la fiesta nacional sueca celebrada el 6 de junio. El fundador de Skansen, Artur Hazelius, eligió el 6 de junio para honrar el día en el que Gustavo Vasa fue coronado rey de Suecia en 1523. En 2005 se convirtió oficialmente en día festivo. Los actos conmemorativos se celebran en el escenario de Solliden con la familia real de invitados de honor.

El punto álgido del verano es San Juan. La semana de San Juan comienza en Skansen con el traslado del ganado de la finca de Mora a los pastos veraniegos de Fäboden, tarea acompañada de música y canciones. El fin de semana de San Juan, el grupo de bailes folclóricos de Skansen eleva el palo de mayo decorado con flores y hojas, y luego se baila a
su alrededor hasta el domingo. San Juan da la bienvenida al verano y a la temporada de conciertos en el escenario de Solliden: Allsång på Skansen (Cantemos juntos en Skansen), Blå måndag (El lunes azul) con conciertos de jazz y Barnens allsång (Cantemos juntos para niños).

Tiempo de cosecha

Agosto es el mes de las primeras cosechas. En la provincia de Hälsingland el cultivo y transformación del lino eran una fuente importante de ingresos. A finales de mes, se celebran los días del lino y la lana en la granja de Delsbogården que

acercan el proceso de transformación del lino de semilla a bella tela.

Los días se acortan, las hojas de los árboles amarillean y empieza a refrescar. El último fin de semana de septiembre se celebra un típico mercado tradicional de otoño anno 1900, con raíces en la Edad Media. Por él desfilan campesinas, agentes, damiselas, damas, fuertes gañanes y mesoneros. Muchos invitados van vestidos con trajes de antaño. En el mercado se pueden comprar productos, comer y divertirse.

¡Que empiece el solsticio de invierno!

El invierno en Skansen es sinónimo de Navidad, Santa Lucía, los fuegos artificiales de Año Nuevo y el final de las fiestas. El mercado navideño empieza el primer fin de semana de adviento y se celebra cada sábado y domingo hasta el cuarto domingo de adviento. Aquí se puede comprar comida y bebidas tradicionales de Navidad, pan, bollos, adornos, caramelos y regalos. Las corales cantan villancicos y los niños bailan alrededor del árbol. En varias casas históricoculturales se pone la mesa navideña tal como se hacía antes. Están abiertas todos los días hasta el final de las vacaciones navideñas. El 13 de diciembre se celebra Santa Lucía, una tradición con raíces en costumbres alemanas y una santa italiana, que se combina con tradiciones suecas del siglo XVIII en adelante.

El año nuevo augura que el invierno se acaba y la luz está en camino. Es además una época de promesas y buenas intenciones. La Nochevieja se celebra por todo lo alto en el escenario de Solliden con una retransmisión televisiva en la que se da la bienvenida al nuevo año con unos fantásticos fuegos artificiales sobre el agua.

Dukning av julbordet
Dukning av julbordet |

Abajo